La Comunidad: El mejor amigo del escritor




Aquí Antonia:


Se habla mucho sobre el ejercicio de la escritura como uno solitario. Los escritores, casi casi por definición universal, son seres que necesitan estar aislados para poder producir sus obras. Y puede ser que haya un poco de verdad en esta aseveración. Sin embargo, ¿qué pasa cuando el autor se enfrenta al bloqueo del escritor? ¿O cuando quiere opiniones sobre esa “gran escena” que recién acaba de escribir, o, simplemente, cuando publica su obra y luego le toca venderla? Es aquí, claro que sí, cuando le hace falta la bien llamada “Comunidad”.


Una comunidad de escritores no es más que personas que escriben, y que se juntan y comparten por aquí y por allá, para darse apoyo en, durante y después de la escritura. Estos escritores pueden ser variopintos. Es decir, no tienen por qué escribir el mismo género libresco, ni pertenecen al mismo espacio geográfico o tienen el mismo rango de edad. Están ahí, sobre todo, para hacer del camino de la escritura uno menos rocoso.

Veamos algunos beneficios que puede traer una comunidad de escritores a tu vida:


Comunidad = desbloqueo del escritor


Ayer fuiste muy productivo en la escritura, pero hoy… ni para adelante ni para atrás. Una de las formas en que puedes lidiar con ello es recurriendo a tu comunidad de escritores. No necesariamente para pedirles consejos, o que te digan qué puedes escribir ahora que tu bolígrafo o teclado se quedaron tiesos, sino para hablar de otras cosas importantes del oficio de escribir, o para ponerse al día con nuevos éxitos literarios. Tal vez hasta puedes ofrecerte para leer un capítulo de la obra de algún escritor en tu comunidad, y hacer comentarios objetivos.


Dejar el manuscrito a un lado, e ir a leer a otros — textos que no tengan que ver con lo que escribes — , puede aportar mucho a desatar el nudo de tensión que está evitando que continúes con tu escritura.


Comunidad = lectores cero


Así como tú te ofreciste a leer un capítulo de la obra de algún escritor en tu comunidad, también puedes encontrar lectores interesados en aportar a tu propia escritura. Llegará un punto en tu proceso de creación en el cual necesitarás un lector cero. Es decir, alguien que lea tu manuscrito de forma objetiva, para que te enumere de forma objetiva, y bien estudiada, todos sus defectos. No es fácil encontrar lectores cero comprometidos, y en una comunidad de escritores es muy posible que tengas más de una opción.


Comunidad = futuros lectores y compradores de tu libro


Ya publicaste tu libro y ahora toca venderlo. ¿A dónde lo llevo? ¿Quién podría estar interesado en comprar mi libro? Ajá, pensaste bien. ¡Tu comunidad! Si son tu comunidad, muy seguramente muchos de ellos ya conocen tu estilo de autor, y muy seguramente alguno de ellos esté interesado en leer lo que ofreces en tu nueva apuesta libresca.


Comunidad = sus lectores, tus lectores


Bueno, no necesariamente los lectores de tus colegas escritores serán tus lectores, pero existe la posibilidad de que haya algún interesado en leerte. Pongámoslo así: parte de lo que esperamos de una comunidad es apoyo. Así que, si un amigo escritor comparte tu libro en sus redes sociales, tal vez alguno de sus lectores también se muestre interesado en tu libro. Recuerda, eso sí, que tú también debes ser ese amigo escritor que promociona la obra de otro amigo escritor. Así que paséate por tu comunidad y echa un vistazo a las nuevas publicaciones de tus amigos y compártelas en tus redes.


Comunidad = compañía


Y al final todo regresa a la razón principal de tener una comunidad de escritores. Compañía. El oficio de escribir podría requerir de soledad, en pos de producir sin mayores distracciones, pero la vida del escritor, en general, no tiene por qué carecer de compañía y apoyo de otros escritores.


Si aún no tienes una comunidad, navega por las redes sociales en busca de alguna. Grupos de Facebook, perfiles en Instagram, canales de YouTube, blogs en Medium.com… También, y por qué no, si no tienes una comunidad, o las que has encontrado no te convencen, puedes formar una por tu cuenta. Eso sí, es importante que no olvides que el corazón de una comunidad se nutre continuamente con reuniones periódicas, intercambios de valor, respeto hacia la profesión y hacia lo que cada cual escribe y publica.


¡Ve contándonos cómo te va con tu comunidad!


---

Año nuevo, capítulo primero


No hay nada más trillado que comenzar el año con resoluciones, lo sé. Sin embargo, si lo miramos de otro modo, ¿a quién le hace daño ponerse una que otra meta cuando el calendario marca el día uno del mes primero?

Inspiradas por esos planes a corto y largo plazo que inspira el inicio de año, Las Marías quisimos venir a chacharear sobre cómo puedes planificar la escritura de tu novela, en miras de tener ese manuscrito listo en 364 días. (Este día uno lo tomaremos para la planificación). Leer más...

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo