5 herramientas para desarrollar el bosquejo de tu novela



Hola, aquí Leonor.

Si así como yo estás pensando en escribir una novela, y organizarla en un bosquejo, ¿cuál herramienta piensas usar para esta faena?

Yo, por lo menos, en un principio escogí la vía tradicional: un documento en Microsoft Word con bullets. Sin embargo, luego me pareció que no reflejaba mi lado creativo, así que opté por construir un mapa conceptual en una de las paredes del cuarto. ¡Y ahora sí que el bosquejo habla un poco más de mí!

Al plasmarlo en un espacio amplio visualicé mejor la historia general, identificando la trama, el tono, el tema y los personajes. También incluí, por aquí y por allá, toda investigación útil y cada pensamiento random que me pasó por la mente.


Como este ejercicio creativo fue muy enriquecedor para mi proceso de escritura, vengo por aquí a compartir contigo diferentes herramientas que pueden ayudarte a determinar cuál método te servirá para transmitir de forma bien pensada eso que quieres plasmar en tu futura obra.


Veamos.


1 - Mapa conceptual (como el de los detectives)

Si has visto pelis detectivescas habrás notado que usan mapas conceptuales mientras resuelven casos. Muchos te los presentan en pizarras blancas o en las paredes. Inspirada en los detectives, decidí quitar el cuadro grande —regalo de mi madre— de una de las paredes del cuarto y creé ahí el mapa conceptual de mi futura novela. Compré sticky notes de todos los colores y le asigné a cada color una categoría. La organización quedó así:


  • rosa - datos sobre el tono de la historia

  • amarillo - temas a explorar

  • anaranjado - trama principal y secundarios

  • azul - creación de personajes (sus caracterizaciones y la relación entre ellos)

  • verde - investigación recopilada

  • blanco - pensamientos randoms que estoy segura endulzarán el drama


Esta especie de bosquejo visual organiza la mente de una forma inimaginable, porque identificas rápido dónde podrías añadir más contenido. También, los sticky notes te permiten moverlos con facilidad si quieres compararlos o analizarlos entre ellos.

2 - El pocket notebook (ideal para llevar al supermercado)

Muchas veces la musa aparece en los momentos menos oportunos: en los sueños, mientras guías, en la fila del café… Si eres de las personas que necesitan llevar el bosquejo a todos lados, entonces te recomiendo que lo hagas en un pocket notebook. De este modo, cuando la luz ilumine tu mente, lo sacas de tu cartera o bolsillo, y corres a apuntar la revelación del momento.

Si escoges la herramienta del pocket notebook puedes ser BIEN intencional con su uso, y dar paseos para recopilar ideas y escribirlas. Por ejemplo, llévatela al supermercado más cercano y observa cómo la señora del dubi dubi no pierde la compostura cuando el pote de pepinillos se le derrama encima. O escucha a la madre contándole a la hija sobre la vez que se escapó con sus amigas a Vieques, cuando tenía catorce años. O, ¿por qué no?, identifica quién dejó su rastro con olor a cigarro, en el pasillo de productos de limpieza. Mientras saboreas unos chips de sal y vinagre, investiga cuál aguacate está listo para comer. Esto puede tener una revelación escondida. Aunque no lo creas, las situaciones ordinarias podrían servir de inspiración a la hora de darle vida a los personajes, y que lleves un pocket notebook contigo te facilita la creación del bosquejo.

3 - Vision board, ¿por qué no?


La idea de un vision board la comparto para complacer a mi colega Antonia, a quien no le gusta “dañar” las paredes del cuarto. Por tanto, si te gustó la herramienta del mapa conceptual —pero no en la pared— pues compra una cartulina o cartoncillo y construye ahí el bosquejo de esa novela. ¡Puedes utilizar aquí la misma estrategia de los sticky notes!


4 - ¿Bosquejo en Canva?


Seguramente conoces la ultrafamosísima web y aplicación Canva, muy utilizada por los diseñadores gráficos frustrados (perdónenme, diseñadores gráficos frustrados; por cierto, me incluyo entre ellos). Pues, ¿qué te parece navegar entre todo el contenido que ofrece esta plataforma y crear un bosquejo de tu novela? Puedes ir construyéndolo de a poquito, ¡y luego lo imprimes y lo pegas en la pared! Acá entre nos, esta es la opción favorita de la Antonia; si la dejan, pierde horas y horas en Canva.


5 - Dale la vuelta a lo tradicional


Por último, si aún decides irte por la vía tradicional —que, vamos, no hay nada de malo en utilizar el típico Microsoft Word— entonces te aconsejo hacerlo de una forma distinta. Usa la herramienta Text Box, clasificando cada caja en categorías: una caja puede encasillar detalles del tono, otra los temas… hasta tener el bosquejo listo. Te recomiendo cambiar la orientación del papel a landscape para así asegurar que este cubra la página entera. Incluso, a las cajas puedes cambiarles el color para que el aspecto colorido te ayude a visualizarlo mejor.


---


Y hasta aquí mis cinco centavitos para que descubras la herramienta perfecta para la creación del bosquejo de tu novela. Voy a cerrar con una línea que no está relacionada a las herramientas de creación, pero merece la pena decirla: la creación de un bosquejo de novela no te garantizará el Premio Nobel de Literatura, y hasta quizás no sea el mejor recurso para ti, porque en realidad no existe una manera correcta, cuando se trata de escribir novelas. El bosquejo te funcionará dependiendo del tipo de escritor que seas y de lo que funcione para ti. Si decides probar algo nuevo, de una forma creativa, podrías descubrir cómo un bosquejo organizado en la herramienta correcta, podría ser beneficioso una vez te sientes a redactar el manuscrito de tu novela.

¡Hasta la próxima!


---

¿Qué es una editorial tradicional independiente?: Comparémosla con la autopublicación y la vanity publisher


Antes de empezar esta cháchara quiero aceptar que estoy navegando por aguas complejas y muy muy profundas. Pero me resguardo un poco en la idea de que, al final del día, ¿qué dentro del mundo editorial no es profundo y complejo?


Los modelos de negocio detrás del mundo editorial son varios y, encima, confusos. Así que intentaré explicar en arroz y habichuelas algunos de estos modelos, con la intención de resaltar UNO en especial, llamado editorial tradicional independiente. (En realidad, no sé bien si lo conocerán por ahí como “editorial tradicional independiente”, pero, así lo mencionaré aquí para delimitar lo máximo posible este modelo editorial). Leer más...

40 visualizaciones0 comentarios