Literatura comercial: ¿Cómo pinta?




Aquí Teresa.


Apuesto que cuando escuchas "literatura comercial" te viene a la mente las noveletas romanticonas y eróticas que agarraba tu mamá en la fila del supermercado. Pues, eso que te viene a la mente está muy bien ilustrado. Los libros que publican Harlequin y Deseo son parte de la bien catalogada "literatura de entretenimiento". Yo misma me leí unas cuantas de estas novelas, a escondidas de Madre, claro.


Como siempre me ha llamado la atención el debate a muerte que hay entre la literatura comercial y la no comercial, quise venir a hablar en detalle sobre las características de la literatura comercial, y cómo esta se diferencia, principalmente, de la general y clásica.


Lo primero que quiero aclarar, eso sí, es que las características que definen la literatura comercial no son exclusivas. Es decir, estas también pueden aparecer en otro tipo de literatura. El entretenimiento, por ejemplo, es el corazón de la literatura comercial, pero claro que otras obras librescas, que no están dentro de este grupo, aportan entretenimiento a sus lectores. Aclarado esto, aquí otras características de "la reina del entretenimiento":


Géneros y subgéneros bastante específicos

Romance, thriller, policiaco, ciencia ficción, fantasía, terror... Dentro de estos géneros y subgéneros librescos abunda la literatura comercial, cuyo fin, como ya mencionamos, es entretener. Estadísticamente hablando, este tipo de lectura suele ser la más vendida a nivel mundial, lo que nos lleva a decir que en el planeta Tierra existen muuuchos lectores de literatura comercial. (Y si no me crees, ve a echar un vistazo a los listados de ventas).

Tramas descomplicadas

Romances, thrillers, fantasía... la trama de estas obras tiende a presentarse sin demasiadas complejidades. Y tiene sentido. Es decir, piénsalo: si su meta es ser puramente entretenida, no debería rompernos demasiado la cabeza, ¿no? Verás entonces que, aunque podemos encontrar una que otra reflexión, y monólogos, por aquí y por allá, estos no serán recursos que acaparen la trama.


Objetivos predecibles

Siguiendo el punto anterior, el objetivo de la historia que se presenta en una obra comercial es más predecible. Digámoslo así: una novela romántica tendrá como norte desarrollar los vaivenes de una relación romántica, con la intención de que los protagonistas logren, al fin, su amor. Por la misma línea, una novela de crimen querrá destapar el nombre del asesino, mientras que una de ciencia ficción perseguirá el futuro.


Personajes sin complejidades

La misma línea "predecible" se da a la hora de estudiar a los personajes de los libros comerciales. Los protagonistas, por ejemplo, suelen tener las cualidades de las personas "buenas", mientras que los antagonistas, por lo regular, tienen esas características de las personas "malas". Así, entonces, este tipo de obras suele dividir a sus personajes en bandos, los chéveres y los no tan chéveres, y te hace querer y odiar en "blanco y negro".

Emociones definidas

Por último, si algo quiere hacer la literatura comercial es encontrar esa fibra sensible que te hará reír o llorar, que te espantará o te horrorizará. Así que, todo lo anterior estará lo suficientemente delineado como para lograr esto. Si te gustan las novelas románticas, por ejemplo, muy seguramente te adentras al libro con muchas ganas de sentir el corazón a galope, cuando llegue ese momento en que los protagonistas se encuentran por primera vez, o el momento en que al fin resuelven sus conflictos (muy seguramente con un beso, duh). De la misma línea, si eres de leer crímenes y terror, no ves la hora en que se te paren los pelos, o la adrenalina del suspense arrecie.


---

¿Y cómo se diferencia de la literatura no comercial?

Como mencioné, no porque la literatura comercial ambicione crear puro entretenimiento, quiere decir que la literatura general o clásica sea aburrida. Nada de esto... Lo que significa más bien es que la literatura no comercial no tiene como prioridad entretener, sino mostrar. Esta tiende a ser más compleja, más reflexiva, más... realista. Tal como somos los seres humanos, si nos ponemos a filosofar.


La literatura general o clásica retrata el alma humana, nuestra realidad y condición social... Los protagonistas de estas obras no siempre nos caerán tan bien, y es posible adorar a los antagonistas. ¿Cómo puedo definir rápidamente la literatura no comercial, para que lograses formular un contraste? Muy fácil. Piensa en Don Quijote, en Matar a un ruiseñor, en Castillos de cartón y en Corazón tan blanco... Estas obras son solo algunos ejemplos.

---


A modo de conclusión, podemos decir que la literatura comercial es entretenimiento sin complicaciones. Esta siempre ambicionará que la trama se presente y se desarrolle sin muchas piedras en el camino, que los personajes tengan una moral muy definida y que rías y llores cuando se supone. Y hasta aquí, abandono este tema dejándote algunos referentes, bastante sonados, de literatura comercial.

Romance

Bridgerton, Julia Quinn

Misterio

Asesinato en el Orient Express, Agatha Christie

Thriller

La chica del tren, Paula Hawkins

Policiaco

Sherlock Holmes, Arthur Conan Doyle


Ciencia ficción

Dune, Frank Herbert


Fantasía

Juego de tronos, R. R. Martin



---

Mucho amor para ti: 5 libros para leer en el Mes del Amor


Toc toc toc... Por ahí está tocando la puerta el Cupido, y como Las Marías no nos perdemos ni un baile de gallina, queremos desearte mucho amor, y sobre todo, ¡mucha lectura!


Sabemos que los amantes del amor están por todos lados, así que preparamos una selección de libros, exclusivamente para ustedes. Esta selección está pensada para el amor romántico, para el amor a la amistad y, claro, para el amor a nosotros mismos. Echa un vistazo y, ¿por qué no? ¡Recomiéndanos algunos! Leer más...

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo