• Teresa

La caja de zapatos y los zapatos para la creación del interior del libro

Actualizado: jul 22


Austrian National Library


Si la Antonia dice que explicar los menesteres de la edición es cosa seria, es porque nunca ha tenido que hablar sobre lo que hace el diseño editorial a la hora de preparar el interior de un libro. Cuando un autor quiere información detallada sobre esta faena que hago en el Estudio Editorial, Julia ya me tiene preparadas dos tazas de café encima del escritorio. Nuestra querida asistente editorial sabe que la charla pica y se extiende.


Para esta cháchara se me ocurrió que puedo intentar resumir en unas cuantas palabritas de qué va mi laburo. Lo tomaré como una práctica, para ver si soy capaz de ser precisa y concisa. También para que la Julia solo tenga que prepararme un cafecito y los autores-clientes no me miren con cara de "ahora con manzanitas, por favor". Veamos si esta primera definición funciona:

El diseño editorial se divide en el diseño del interior y la maquetación del contenido. Es como crear una caja de zapatos, con unas medidas premeditadas y cuidadas, donde luego metes los zapatos.

Lo que quiere decir que el diseño editorial en realidad son dos tareas, y una no puede existir sin la otra.


Ahora bien. Paso a paso, lo primero que hago cuando la Antonia me entrega el manuscrito ya listo (es decir, luego de la masacre) es preparar el diseño del interior libro. Y esta es mi asignación en esta parte:

  • Definir unos márgenes cómodos, según el tamaño que se escoja

  • Seleccionar las tipografías, crear estilos de párrafos y las páginas maestras

  • Establecer cómo se presentará cada capítulo (si a mitad de página, al tope, si la palabra "Capítulo" aparecerá solita...)

  • Definir dónde se colocará la numeración de página y si se añadirá el nombre del autor o el título del libro a la cabeza o al pie...

  • Determinar cómo se acomodarán las tablas y figuras, en caso de que haya alguna

Lo que queda luego de definir todos los puntos de arriba es una caja de zapatos ordenada y llenita de información, lista para meter en ella los zapatos. Y esto último es precisamente lo que hago: vaciar el manuscrito final que me entrega la Antonia y aplicar las instrucciones de la caja a todo el contenido que compondrá el libro. Aquí más detalles:

  • Aplico los estilos de párrafo, línea por línea

  • Pareo las páginas maestras con el contenido principal

  • Reviso que las tablas y otros elementos estén posicionados donde deban estar

  • Elimino cualquier línea huérfana y viuda que se forme

  • También solvento cualquier error que localizo en la división silábica, o repetición de sílabas, a final de línea

Cuando termino esta última tarea, tengo lo que me gusta llamar "el primer borrador del interior del libro". Este documento lo comparto en formato PDF, tanto con la Antonia como con el autor, para que le echen un vistazo y me ayuden a pulirlo. Entonces, entre ajuste y ajuste, llegamos a la versión final. Es decir, la que se imprimirá en formato libro y se publicará al mundo.


Luego de esto ocurren otros menesteres que ya no tienen que ver con crear el interior del libro, así que hasta aquí mi explicación. ¿Será que sí expliqué bien? Si no, bueno... siempre está el cafecito extra que nos trae la Julia y mis ganas perpetuas de chacharear sobre la creación de libros. 🤓


--

glosario


estilos de párrafos - Formato que se le asigna a los párrafos y se guardan para luego aplicar de manera automática al contenido de la obra.


línea huérfana y viuda - Esas líneas que quedan aisladas al final (huérfana) o al inicio (viuda) de página. Por razones estéticas se reacomodan.


páginas maestras - Páginas con un formato establecido, y que no pertenecen al flujo de texto, que se aplican a esas otras páginas del contenido principal que requieren algunos de los formatos que ya se establecieron.

32 vistas

© 2020